El peligro de no contar con un software de productividad

Muchas empresas ya han dado el salto y han comprobado los beneficios de contar con un software de productividad. En la búsqueda de soluciones efectivas, esta se ha erigido como la más exitosa por reunir una serie de condiciones que solo la transformación digital hace posible.

Una de las bases de esta herramienta de gestión empresarial es que tiene la capacidad de adaptarse a cualquier entidad, sin importar el sector al que se dedique o el número de empleados. Siempre consigue compenetrar a los equipos de trabajo y establecer unos criterios integrales con los que alcanzar la máxima eficiencia. Si quieres alcanzar tus objetivos para el aumento de la productividad, no puedes dejar pasar la oportunidad de llevar a cabo esta acción.

Antes de empezar: ¿Qué es un software de gestión de la productividad?

Es una herramienta digital con la que medir la actividad de los equipos de trabajo, realizando un seguimiento constante de los proyectos y tareas según el tiempo empleado. De esta forma, salen a la luz los datos sobre cuan productivo son los empleados.

Contar con un software de productividad también ofrece informes con los datos recogidos para realizar un análisis de los puntos fuertes y débiles durante el proceso de producción. Con ello se podrán tomar las decisiones oportunas que conlleven el aumento y correcta gestión del desempeño laboral. Además, los propios empleados podrán revisar cómo llevan sus proyectos y planificar sus tareas de una forma óptima.

Punto de partida: metodologías para el aumento de la productividad

Existen estrategias más tradicionales o nuevas tendencias dentro de la gestión de la productividad que debemos tener en cuenta. Por ejemplo, scrum y switch tasking. Cada una de ellas es más o menos efectiva, pero deben estar influidas por un software de productividad de los equipos de trabajo.

Sin este recurso digital, resulta imposible medir si realmente estas metodologías están resultando efectivas. Además, según la evolución de la producción, será posible identificar los hábitos más adecuados, las acciones para mejorar el clima laboral y la confianza entre los compañeros y realizar un control horario con estadísticas reales.

¿Por qué debe ser imprescindible contar con un software de productividad?

No contar con un software que sea capaz de medir la productividad de los equipos conllevaría el peligro de no aplicar de forma correcta las siguientes funciones:

  • Analizar los verdaderos procedimientos de trabajo que realizan los empleados y cómo estos repercuten en la empresa.
  • Establecer unos métodos de trabajo transparentes para conocer si podremos llegar a los objetivos marcados o cuál debería ser el camino correcto para ello.
  • Efectuar un trabajo más eficiente, gracias al seguimiento en tiempo real de los proyectos y el hecho de poder adelantarse en la toma de decisiones.
  • Mantener la productividad de los equipos en remoto, algo muy necesario hoy en día si tenemos en cuenta el incremento del trabajo a distancia o en formato híbrido.

¿Cómo aumenta la productividad con una herramienta digital?

Se produce un flujo de información mayor

Los miembros de un equipo de trabajo o los distintos departamentos estarán más conectados entre sí, por lo que el intercambio será más ágil y fiel a la realidad. Con esta ventaja, todos podrán acceder a la información que necesiten en el momento adecuado. Además, estará disponible desde cualquier ubicación al tratarse de un recurso en línea.

Mejor gestión del tiempo y recursos

El control ayuda a aprovechar mejor estos dos factores, pues se permite establecer prioridades según la fecha límite. También se pueden comparar proyectos e identificar los desequilibrios que existan entre ellos.

En el caso de los recursos, los responsables conocerán los medios de los que dispone cada empleado, de tal forma que podrá hacer un reparto equitativo o asignar tareas según la disponibilidad de cada uno.

Automatiza tareas internas

Algunas acciones diarias conllevan mucho tiempo que no se puede dedicar a otras más necesarias. La automatización de tareas, al contar con un software de productividad, permite acelerar procesos y centrarse en otros que generen mayores beneficios.

Centraliza todos los datos en una sola herramienta

Este punto es esencial, ya que no basta con aplicar soluciones digitales, también hay que encontrar un software integral que lo reúna todo y permita la interconexión entre todos los implicados cuando sea oportuno.

Artículos recomendados
aumento de la productividadretos gestion recursos humanos