Errores comunes en la gestión de RRHH

 en la sección Recomendaciones, Recursos Humanos

Cada vez son más las organizaciones que prestan mayor atención y dan más importancia a la adecuada gestión de los recursos humanos. Al fin de al cabo, les permiten generar un mayor ahorro económico y aumentar la productividad total de la empresa.

A la hora de empezar a mejorar este departamento, hay que tener en cuenta que, a diferencia de otras áreas, los recursos humanos se enfrentan diariamente a problemas y errores que pueden dificultar su eficacia y productividad.

¿Qué errores podría estar cometiendo tu empresa en la gestión de los recursos humanos?

A continuación, te presentamos algunos de los errores más frecuentes en la gestión de recursos humanos, para que puedas identificar si existe alguno de ellos en tu empresa y emprendas las acciones adecuadas para corregirlos.

Ten en cuenta que muchos de ellos problemas se solucionan mejorando la gestión de las tareas a través de un software de RRHH. Puedes visitar nuestro comparador para consultar las necesidades concretas de tu empresa.

1. Falta de concienciación del órgano directivo

Normalmente, la dirección no valora como se debe el área de recursos humanos. Esto ocurre principalmente porque, en un principio, la gestión del capital humano no tiene que ver con las vías de ingreso económico.

Esta percepción está cambiando hoy en día. No obstante, contar con una herramienta que muestre aspectos como la contribución de cada empleado a los objetivos globales o la evolución de la productividad, contribuye a la apreciación del valor de este departamento.

2. Problemas de comunicación

Otro error en la gestión de recursos humanos es la falta de comunicación entre departamentos o entre colaboradores. Algunos aspectos que pueden influir en ello son el tamaño de la empresa o la falta de medios que estimulen la comunicación.

Es importante que las organizaciones se preocupen por generar un ambiente de trabajo colaborativo. Los empleados no solo deben contactar entre ellos, sino compartir su conocimiento y ayudar en el desarrollo general de la organización. La realización de encuestas de clima laboral o la existencia de un buzón de sugerencias pueden mejorar la situación empresarial.

3. Errores en el reclutamiento y la selección

Es uno de los problemas más comunes, ya que la cantidad de actividades y tiempo que conlleva provoca que, en muchas ocasiones, no se le preste demasiada atención o se derive a una empresa externa. Hay que buscar el equilibrio entre las necesidades de la empresa y las cualidades que puede llegar a ofrecer el candidato. La correcta redacción del puesto de trabajo y los requisitos es uno de los aspectos fundamentales.

Ten en cuenta que la mayoría de las tareas que conllevan estos procesos pueden automatizarse mediante el software adecuado. Con ello se reduce el papeleo y ciertas tareas manuales, que suponen mucho tiempo y esfuerzo.

4. Gestión del talento

Para poseer un buen equipo de trabajo, no solo basta con reclutar a las personas más cualificadas para el puesto, sino saber incrementar continuamente su motivación con la empresa. Esto se puede conseguir mediante algunas herramientas digitales y a veces supone un cambio en el estilo de liderazgo, hacia una dinámica de trabajo más ágil y flexible.

Hay que destacar aquí también la necesidad de invertir en formación, mediante la cual la empresa apuesta por sus propios empleados y le ayuda a mejorar sus aptitudes. Realizar evaluaciones de competencias de forma continua, puede ayudar en detectar las carencias formativas.

Artículos recomendados

Escribe aquí tu opinión

recursos-humanosnuevas-tecnologias-rrhh