Onboarding de nuevo integrante

 In Empleo, Motivación del personal, Recursos Humanos

Empezar con buen pie en la bienvenida y recibimiento de un nuevo integrante de la empresa es clave para su adecuado desarrollo. Si desde el primer momento, los nuevos trabajadores reciben la información que necesitan y se sienten parte de la empresa, su percepción sobre está y sus compañeros será positiva. El resultado será motivación, productividad y ganas de empezar en su nuevo trabajo.

El onboarding es un proceso que busca dar de la mejor manera la mayor información posible sobre la empresa a su nuevo integrante.

nuevo.empleado-onboarding

 

Algunos consejos claves para el aterrizaje de un nuevo integrante

Explica la historia y misión de la empresa. Es fundamental que al nuevo contratado se le explique la razón de ser la empresa, sus valores y su forma de trabajar.

De hecho, son muchas las organizaciones que tienen documentos en los que explican con detalle las normas de convivencia. Por ejemplo, el horario, el proceso para solicitar vacaciones, la utilización de material…

Para optimizar tiempos, es interesante crear documentos a modo de tutoriales que expliquen procesos sencillos que se deben realizar con la entrada de nuevos clientes. De esta forma, si el nuevo integrante debe enfrentarse al aterrizaje de un cliente, tendrá estos documentos que serán su guía.

Estos tutoriales pueden estar redactados o si se busca un resultado más dinámico y lúdico, el personal encargado de realizar estas guías, puede optar por hacer un vídeo explicando los pasos e incluso grabar la pantalla del ordenador realizando el proceso.

Asegúrate de que los compañeros y gerentes dediquen tiempo al nuevo fichaje. Un buen recibimiento por parte del equipo provocará que esta persona se sienta cómoda y no identifique su lugar de trabajo como un sitio de tensión. Crear relaciones sanas y positivas entre los trabajadores de una empresa, garantiza su correcto funcionamiento.

nuevo-empleado-onboarding

Pasando al terreno de los clientes, el equipo de Recursos Humanos o el personal encargado de integrar al nuevo integrante, deberá dedicar tiempo a presentar los clientes con los que se va a trabajar. Con ello no nos referimos solo a decir el nombre, la marca y las tareas actuales.

Presentar a un cliente de forma correcta es proporcionar la siguiente información:

  • Nombre de la marca
  • Personas de contacto y sus correos electrónicos
  • Explicar cómo es el trato con el cliente, si la comunicación es en un tono formal o más cercano y, si se realiza por correo, por Whatsapp Business o por llamada
  • Mostrar trabajos pasados realizados con el cliente o concretar si se trata de un cliente nuevo
  • Facilitar todo el material necesario para trabajar con la marca, documentos, contraseñas, plantillas…

 

El último consejo o clave es ser capaz de encontrar el equilibrio entre la autonomía y la dependencia a cargos más altos. Con esto queremos decir que se debe desarrollar un proceso que paulatinamente permita la integración del nuevo integrante en los procesos empresariales.

Dependiendo de la experiencia y formación de la persona, se le podrá dar la posibilidad de realizar tareas de forma más autónoma. Sin embargo, se debe tener en cuenta que cada empresa y cliente es diferente, y que siempre será correcto acompañar al personal en el primer contacto o tarea realizada para algún cliente.

 

Antes de irte, ¡tenemos una buena noticia! En TEAM2GO tenemos una funcionalidad perfecta para facilitar a las empresas  su plan de acogida de nuevos miembros. 

Recent Posts

Leave a Comment

tendenciasestrategia