PRODUCTIVIDAD EN LA ORGANIZACIÓN: QUÉ ES Y CÓMO MEDIRLA

La productividad en una empresa se logra cuando se consigue optimizar el uso de los recursos gracias a la actividad laboral. Calcular y medir esta productividad es una de las actividades más comunes en cualquier organización, pero dar con la fórmula adecuada no resulta tarea fácil.

Si lo que verdaderamente se busca es saber cómo de productiva es la empresa, establecer las métricas necesarias y los pasos a seguir es la clave para dar con la respuesta.

CÓMO MEDIR LA PRODUCTIVIDAD LABORAL

Para cualquier empresa u organización, el principal objetivo es generar el mayor rendimiento posible con los recursos disponibles. Para saber su efectividad, es necesario realizar un análisis y una medición de la productividad de la plantilla y del trabajo realizado. Entonces, ¿cómo se puede saber si los trabajadores están siendo productivos y en qué medida?

Alcanzar una respuesta efectiva es necesario establecer los indicadores que nos van a proporcionar la información necesaria para realizar la evaluación. Se puede centrar la atención tanto en medir el tiempo invertido en la producción como en establecer estándares de calidad de las tareas realizadas.

Para medir la productividad laboral de la plantilla, es necesario también tener presente las 3 variables que, combinadas, conducen a una mejora progresiva de esos parámetros:

1. La capacidad del empleado: con este indicador, se mide la destreza que muestra a la hora de realizar las labores diarias de su puesto.

2. El enfoque: se refiere a la facultad del empleado para centrar su atención y esfuerzos en las tareas clave, y focalizar el trabajo en ellas. El secreto de la productividad radica en saber centrar los esfuerzos en las actividades más importantes durante el periodo de tiempo determinado por parte de la empresa.

3. La estrategia: el ratio de productividad obtenido también dependerá de saber diseñar e implementar una estrategia y un plan de acción efectivo, aprovechando al máximo las ventajas competitivas y las oportunidades.

CONSEJOS PARA ANALIZAR LA PRODUCTIVIDAD LABORAL

A la hora de analizar la productividad laboral es fundamental tener en cuenta la implicación y las cualidades mostradas por parte de los empleados. Desarrollar su talento y gestionar la motivación repercute directamente en el aumento de la productividad y, por tanto, en los resultados de la medición.

Esta tarea no resulta sencilla y, en la mayoría de casos, requiere una selección cuidadosa de los elementos que se van a analizar. Por ello, es importante tener en cuenta una serie de consejos útiles para llevar a cabo el análisis:

 

  • Monitorización de las tareas: se trata de establecer herramientas que permitan monitorizar y contabilizar las tareas que realiza cada empleado. Así se consigue una visión pormenorizada de en qué se invierte el tiempo durante la jornada laboral.

 

  • Ver más allá de los resultados: al poner el foco exclusivamente en los resultados, se estaría midiendo la producción, cuando lo que realmente se busca es medir la productividad. Por eso, hay que tener en cuenta otros factores determinantes y que influyen en la evaluación de resultados.

 

  • Ser consciente del capital humano: conocer las fortalezas y virtudes de los empleados aporta una visión mejorada y crítica de a dónde pueden llegar los niveles de productividad. Partiendo de esa base se pueden establecer los ratios positivos en torno a ella y enfatizar los esfuerzos en los aspectos donde no se han obtenido los resultados esperados.

 

Con todo ello, se puede implementar medidas de medición de la productividad laboral en la organización, de tal forma que proporcionen un análisis de la situación actual de la empresa y abran el camino hacia la toma de decisiones futuras.

Nueva llamada a la acción

Recent Posts